Aerolíneas extranjeras deciden no llenar su tanque con combustible venezolano

Las deficientes condiciones técnicas y operativas del circuito nacional de refinación de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) inciden en la calidad y menores volúmenes de producción de combustible Jet A-1, también conocido como gasolina de aviación, aseguraron fuentes del sector energético que solicitaron guardar sus nombres en reserva.

«Los problemas en las refinerías se han hecho sentir en la gasolina de aviación. Además de la producción de menores volúmenes, su uso se ha restringido a la aviación comercial, oficial y privada dentro de Venezuela», explicó un consultado.

Destacó que las refinerías venezolanas están procesando en la actualidad unos 180.000 barriles diarios de crudo de una capacidad instalada de producción efectiva de más de un millón de barriles al día.

«Del petróleo que se refina actualmente, los volúmenes de Jet A-1 son pequeños y cubren el consumo del tránsito aéreo interno sin posibilidad de exportar», dijo el consultado.
Las fuentes revelaron que la calidad del combustible refinado en Venezuela no llena los estándares de las líneas aéreas extranjeras cuyos aviones aterrizan en aeropuertos como el de Maiquetía en La Guaira.

«Esos aviones reponen el combustible en los aeropuertos de otros países donde hacen escala como Panamá, Bogotá y República Dominicana», precisó un consultado.

El consumo interno de gasolina de aviación cayó de 9.000 a 2.000 barriles diarios durante la pandemia de la COVID-19 y, según las fuentes, se calcula que está en unos 5.000 barriles al día.

Los consultados recordaron que, en la década de los 90, Venezuela fue el principal proveedor de Jet A-1 en la costa este de Estados Unidos.

«En ese entonces, el circuito de refinación de Pdvsa operaba eficientemente y a plena capacidad pues -a diferencia de ahora- había inversiones, mantenimiento continuo e innovación en los procesos y plantas», sostuvo un consultado.

El último informe de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA) colocó a Venezuela entre los cinco primeros países de la región con crecimiento de pasajeros.

Según ALTA, Venezuela aumentó 51% y 26% el traslado de pasajeros externos e internos, respectivamente.

Asimismo, el informe señala que el precio promedio del combustible de aviación se ubicó en 149 dólares el barril en 2023.

«Si Pdvsa hubiera tenido sus refinerías en condiciones técnicas y operativas adecuadas, el abastecimiento de Jet A-1 a las aeronaves de líneas extranjeras dentro del país con combustible nacional hubiera significado un ingreso importante de divisas para Venezuela», concluyó una fuente.

CARLOS PAREDES / Licenciado en Comunicación Social
CARLOSPAREDES9@GMAIL.COM