FIFA suspende durante tres años a expresidente de la RFEF, Luis Rubiales

La FIFA se ha pronunciado definitivamente en el ‘Caso Rubiales’. Su Comisión Disciplinaria ha inhabilitado al expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), para ejercer cualquier actividad relacionada con el fútbol durante tres años, tanto en el ámbito nacional como internacional, al considerar que su conducta ha infringido el artículo 13 del Código Disciplinario de la FIFA tras su beso no consentido a Jenni Hermoso.

Las posteriores presiones que recibió la jugadora por parte de la Federación a través de comunicados y empleados federativos también han influido en la sanción impuesta por los órganos disciplinarios de la FIFA.

El dirigente, que dimitió el pasado 10 de septiembre tanto de su cargo federativo como del de vicepresidente de la UEFA, ya había sido suspendido provisionalmente por un periodo de tres meses por la FIFA. 24 horas después de la declaración de Luis Rubiales en la Asamblea de la Federación, donde explicaba su versión sobre el beso de Jenni Hermoso, la FIFA pasó a la acción. El presidente de la Comisión Disciplinaria suspendió al ya expresidente de la RFEF de toda actividad relacionada con el fútbol a nivel nacional e internacional por un periodo inicial de 90 días que comienzan a contabilizarse desde el 26 de agosto.

Rubiales puede recurrir

Esta primera sanción, con el fin de evitar presiones y coacciones para que la internacional española admitiera que el beso fue consentido, impedía a Rubiales ponerse en contacto con Jenni Hermoso o con su entorno más cercano. Cabe recordar que Rubiales está imputado en la causa abierta de la Audiencia Nacional por agresión sexual.

“La decisión de la Comisión Disciplinaria de la FIFA ha notificado hoy al Sr. Rubiales, quien, en virtud de lo estipulado en el Código Disciplinario de la FIFA, dispone de diez días para solicitar la decisión fundamentada. Esta decisión se puede recurrir ante la Comisión de Apelación de la FIFA”, matiza el organismo.

Con esta sanción se cierran definitivamente las opciones de Rubiales de presentarse de nuevo a las elecciones de la RFEF, que se celebrarán en el primer trimestre de 2024, ya que el Gobierno redactó una orden por la que cualquier persona que haya sido condenada en firme por la Justicia o sancionada por un tribunal deportivo o federación nacional o internacional no podrá presidir una federación.

CARLOS PAREDES / Licenciado en Comunicación Social
CARLOSPAREDES9@GMAIL.COM