Manchester City de Pep Guardiola humilla al Real Madrid y va por su primera champions

Un año después de recibir un mazado monumental en el Santiago Bernabéu en la semifinal de vuelta frente al Real Madrid, el Manchester City le devuelve la mano al “Rey de Europa” con un auténtico baño de futbol, movimiento y estrategia en la que fue determinante el partidazo del portugués Bernardo Silva y toda la línea de mediocampistas.

Con este aplastante resultado los citizens tiene la oportunidad de ganar su primera Champions League frente al Inter que eliminó a al AC de Milan. La victoria global fue de 5-1 que le permitió anotarse para la final del 10 de junio en Estambul, Turquía.

Guardiola salió con un juego asfixiante sobre el área defendida por el belga Thibaut Courtois que pese a tener nuevamente varias tapadas determinantes no pudo evitar la goleada.

Silva marcó en el 23 y en el 37. Primero anotó con un disparo a la escuadra tras recibir un espectacular pase del español Rodri, quien junto con Stones y Gundogan, se adueñaron del mediocampo de un Etihad con una movilidad extraordinaria.

El acoso de los celestes no se detuvo. Con una posesión demoledora, Grealish centró por la izquierda y Bernardo, liberado de marca por el francés Eduardo Camavinga -a quien como lateral izquierdo en esta oportunidad sí se le notaron las costuras- cabeceó de manera sutil, pero quirúrgica para marcar el 2-0 en el 37 y desatar el delirio de los aficionados. La única reacción, sumamente tibia, del Madrid se produjo con un disparo fuera del área de Toni Kroos, en una jugada aislada.

En la segunda mitad se vino más

En el segundo tiempo, los merengues recuperaron de a poco la confianza y con un tiro libre de Alaba, inquietaron el arco de Ederson, sin embargo, faltó movilidad y la garra característica que los llevó a ganar la edición 14 de la Champions. Así, en el minuto 76, tras un cabezazo de Akanji, Militao desvió el balón para terminar de darle alas al City.

Con el juego 3-0 y el ingreso de Rudiguer, Ceballos, Touchameni y Lucas Vásquez por Modric, Kroos, Rodrigo y Carvajal, el partido entró en una meseta. Ya pasados los 90 minutos, el argentino Julián Álvarez marcó el definitivo por un Halaand que no pudo superar a Militao, pero que se fue del campo aplaudido y feliz por el resultado.

La victoria significa que el equipo de Pep Guardiola todavía está en camino de ganar un triplete histórico: igualar el logro del feroz rival Manchester United de ganar la Premier League, la FA Cup y la Champions League en la temporada 1998-99.

CARLOS PAREDES / Licenciado en Comunicación Social
CARLOSPAREDES9@GMAIL.COM