Tiburones queda a un paso del título

Tiburones de La Guaira derrotó a Cardenales de Lara 7-5 en el tercer juego de la final disputado en el Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto y quedó a un triunfo de conseguir su primer campeonato en 38 años.

La ofensiva de Tiburones comenzó a producir en el segunda entrada. Un doblete de Brayan Rocchio remolcó a Yasiel Puig y Luis Torrens.

En el tercer capítulo llegaron dos más para La Guaira, con un cuadrangular de dos carreras del cubano Yasiel Puig.

Cardenales consiguió su primera carrera en la parte baja de la tercera entrada. Jermaine Palacios conectó un sencillo que remolcó a Ildemaro Vargas.

Tiburones amplió la ventaja con un productivo quinto episodio. Cuatros imparables, entre ellos un doble de Alcides Escobar, un boleto y par de errores de la defensiva larense, se combinaron para que Tiburones anotara tres más y se pusiera arriba 7-1.

La segunda para Cardenales llegó en el séptimo acto, Odubel Herrera conectó un sencillo al centro que impulsó a Gorkys Hernández.

Cardenales siguió buscando la remontada y descontó con dos más en el octavo. Un doble de Ángel Reyes remolcó a Hernán Pérez y sencillo de Gorkys Hernández trajo al plato a Reyes.

En el noveno Lara montó una amenaza en la búsqueda del empate. Con un out en la pizarra Jermaine Palacios, Rangel Ravelo y Hernán Pérez conectaron sencillos consecutivo y Palacios anotó la quinta.

Arnaldo Hernández dominaba a Ángel Reyes con elevado a la izquierda y luego le daba boleto a Gorkys Hernández para llenar las bases.

Odubel Herrera vino a batear buscando el batazo que volteara el juego, pero en cuenta de 1-2 fue dominado con rolin por la segunda base.

Emilio Vargas fue el lanzador ganador con trabajo de seis entradas, permitiendo cinco hits y dos carreras, además de ponchar a dos rivales. Arnaldo Hernández se quedó con el salvado retirando el noveno permitiendo una carrera.

A la ofensiva destacó Yasiel Puig bateando de 5-3, con jonrón, doble, dos remolcadas y una anotada, acompañado por Maikel García que se fue de 5-3 con una anotada.

El lanzador derrotado fue Max Castillo, que recibió ocho hits y seis carreras en cuatro entradas lanzadas.

Con esta victoria Tiburones pone la final 3-0, la serie se reanudará el próximo sábado de nuevo en Barquisimeto. La Guaira irá por la barrida mientras que Cardenales buscará seguir con vida.

CARLOS PAREDES / Licenciado en Comunicación Social
CARLOSPAREDES9@GMAIL.COM