Ciudadano Digital Seguro

Dia mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo 2024 "Garantizar la seguridad y la salud en el trabajo en un clima cambiante"

El Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo se conmemora cada 28 de abril y fue instaurado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en 2003. La OIT utiliza esta cita anual para hacer énfasis en las diferentes problemáticas que se presentan en la gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo (SST); y en cómo la creación y promoción de una cultura de seguridad y salud puede ayudar a reducir el número de muertes y lesiones relacionadas con el trabajo.

En el 2024, la OIT se centro en un punto crucial, que actualmente afecta a la población, la industria y el mundo en general; y la seguridad y salud en el trabajo no es la excepción, el mensaje de este año de la OIT es “Garantizar la seguridad y la salud en el trabajo en un clima cambiante”, convocando a todos los profesionales del área, a evaluar los impactos generados por el cambio climático y sus efectos sobre la salud del trabajador, y así establecer planes de trabajo tomando medidas preventivas y correctivas para preservar y garantizar la salud en el trabajo.

Informe Global de la OIT “Garantizar la seguridad y la salud en el trabajo en un clima cambiante”, 2024.

El 22 de abril del 2024, la Organización Internacional del Trabajo presento un informe con evidencia critica, que está relacionada con los impactos que surgen del cambio climático en la salud de los trabajadores y así poder demostrar la amenaza latente que esta sobre la salud global, enfocando el informe principalmente en seis (06) condiciones de riesgos, las cuales son: Calor excesivo, Radiación ultravioleta (UV), Fenómenos meteorológicos extremos, Contaminación del aire en el lugar de trabajo, Enfermedades transmitidas por vectores y Productos agroquímicos.

En el informe “Garantizar la seguridad y la salud en el trabajo en un clima cambiante” se encuentran especificadas, en primera instancia, las Normas Internacionales del Trabajo y un repertorio de recomendaciones practicas existentes y que están relacionadas con el cambio climático y la SST, tanto de forma general como especifica.

Como segundo punto del informe se especifica, por cada una de las seis (06) principales condiciones de riesgo cuales son los principales trabajadores expuestos, la carga mundial de las exposiciones profesionales, los principales efectos para la salud y sus efectos para la salud relacionados con el trabajo; y nos indica de acuerdo a la documentación, convenios e investigaciones de la OIT donde se establecen las orientaciones para la gestión de los riesgos relacionados con la condición expuesta.

En el tercer punto se encuentra una serie de ejemplos de medidas que se pueden adoptar para hacer frente a los peligros y riesgos para la SST relacionados con el cambio climático, entre las que se observan las políticas y estrategias nacionales que han aplicado en algunos países en materia de salud pública, pero que a su vez hacen referencia a las acciones que se deben considerar en los lugares de trabajo para la protección de la salud de los trabajadores, así como las diversas legislaciones nacionales y convenios colectivos donde se han establecido límites de exposición al calor y a contaminantes atmosféricos; en el caso de Venezuela contamos con el Reglamento de las Condiciones de Higiene y Seguridad en el Trabajo y las Normas COVENIN que especifican los limites permisibles de acuerdo al riesgo al que el trabajador está expuesto, las medidas preventivas que se deben considerar y los métodos de evaluación de riesgo. Además, el informe de la OIT hace énfasis sobre la importancia de los programas de formación e iniciativas de asesoramiento para difundir información con respecto a los riesgos laborales asociados al cambio climático.

Por último, en el cuarto punto, se presentan las conclusiones del informe divididas en seis (06) cuadrantes vinculados con las repercusiones a la salud del trabajador por el cambio climático e incluso la importancia de adaptar la gestión de la SST a nuevas políticas específicas en relación al cambio climático, a la necesidad de llevar a cabo mayor cantidad de investigaciones que se centren en la salud del trabajador y no solo en la salud pública, que permitan medir la eficacia de las medidas preventivas que se están adoptando en materia de SST y como el diálogo social entre los departamentos gubernamentales, incluidos los ministerios de trabajo y de salud, así como las industrias y demás protagonistas sociales, son la base de una respuesta eficaz para el desarrollo de políticas de mitigación y adaptación en un mundo del trabajo cambiante.

Una vez más el mensaje de la OIT es tomar conciencia sobre esta problemática revelando datos alarmantes sobre el impacto del cambio climático en la seguridad y la salud de los trabajadores, sensibilizar a los profesionales, a los diferentes gremios vinculados a la SST, las naciones, entes gubernamentales y ONG sobre los riesgos laborales, que están siendo exacerbados por los patrones cambiantes del clima, destacando la necesidad de incorporar las políticas climáticas a la seguridad y la salud en el trabajo (SST), así como la colaboración entre gobiernos e interlocutores sociales para abordar estos desafíos.

Es el momento de actuar y proteger a quienes contribuyen día a día al desarrollo económico y social.

El Informe Global del 2024 “Garantizar la seguridad y la salud en el trabajo en un clima cambiante” de la OIT lo pueden encontrar en el siguiente enlace: https://www.ilo.org/publications/ensuring-safety-and-health-work-changing-climate

SAIMEREJRONDON@GMAIL.COM